Contador de visitas

sábado, 20 de mayo de 2017

¿Una 'OTAN árabe'? La alianza militar para contener a Irán que promueve Trump.

Una fuerza de 40.000 hombres de diferentes nacionalidades capaz de responder de forma conjunta a los desafíos regionales. Esa es la idea con la que trabajan las cancillerías de varios países árabes suníes que buscan unir esfuerzos frente al que perciben como el gran enemigo común: Irán. 

Una 'OTAN árabe' contra el 'Pacto de Varsovia chií' que suponen Teherán y sus aliados en la zona, de Líbano a Yemen. La propuesta fue lanzada por el presidente egipcio, Abdelfatah Al Sisi, en febrero de 2015. Un mes después, la Liga Árabe aprobó la moción, y los responsables militares de 11 países (Egipto, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Kuwait, Marruecos, Túnez, Argelia, Sudán, Libia y Jordania) se reunieron para tratar de darle forma. Durante mucho tiempo, la cosa ha permanecido en el aire, sin que los líderes árabes pareciesen tener demasiada prisa por implementarla. Hasta que Donald Trump llegó a la Casa Blanca. El nuevo presidente estadounidense, muy crítico con el acuerdo nuclear con Irán, se ha mostrado favorable a una idea que va en línea con muchos de sus planteamientos en política exterior, en general, y sus posturas respecto a la implicación estadounidense en Oriente Medio en particular. El gran promotor del proyecto dentro de la Administración fue el general Michael Flynn, hasta su dimisión forzosa por haber mentido al Congreso sobre sus conexiones con Rusia. 

Con la salida de Flynn y las numerosas dificultades a las que se enfrenta estos días la Casa Blanca, la iniciativa parece paralizada, aunque no ha sido olvidada ni mucho menos. “El proyecto tiene una gran atracción para el Gobierno de EEUU, y lo sigue teniendo pese a cambios de personal”, explica Alberto Fernández, subdirector del Middle East Media Research Institute (MEMRI), a El Confidencial. “La idea central de la nueva Administración es que EEUU no puede hacerlo todo, que lo que se necesita son contrapartes, colegas que cooperen en la región y puedan defenderse por sí mismos contra las amenazas regionales. EEUU sigue hoy en día sumamente interesado en este proyecto, eso no ha cambiado. Al contrario, quizás la nueva administración está mas entusiasmada con el concepto”, opina. Según el diario Wall Street Journal, oficiales de la Casa Blanca han mantenido contactos con representantes militares de países árabes aliados a este fin. De acuerdo con los detalles revelados por el antiguo comandante de la OTAN -la original- James Stavridis en la revista 'Foreing Policy', en el proyecto original la fuerza inicial estaría compuesta de tropas sobre todo de Egipto, Jordania, Marruecos, Arabia Saudí y Sudán. 

Estarían comandadas por un general saudí, y mantendrían una estructura de mando permanente, con base en Egipto. La fuerza aérea contaría con entre 500 y 1.000 soldados; la marina, de unos 5.000; y alrededor de 35.000 formarían parte de las fuerzas terrestres. Cada país pagaría el salario de sus propias tropas, y la estructura de mando sería financiada por el Consejo de Cooperación del Golfo. De forma complementaria, Arabia Saudí y otros estados del Golfo Pérsico, que en los últimos tiempos han realizado compras masivas de armamento y disponen de los fondos, aportarían la tecnología militar, mientras que otros países con menos recursos pero más población, como Egipto y Sudán, aportarían el grueso de los combatientes. En principio, EEUU e Israel colaborarían con la alianza proporcionando asistencia logística e información de inteligencia. También lo haría la OTAN, a través de la llamada Iniciativa de Cooperación de Estambul, que promueve una relación amistosa entre la Alianza Atlántica y los estados suníes más receptivos, incluyendo a algunos no árabes como Turquía y Pakistán. No obstante, ni Israel ni los miembros de la OTAN original formarían parte del pacto de defensa mutua. 

Israel ya no es el enemigo 
En la reunión mantenida por los Jefes de Estado mayor de los países árabes interesados en la alianza, celebrada en El Cairo en mayo de 2015, se establecieron seis objetivos: intervenir militarmente para contener las amenazas terroristas; participar en operaciones de mantenimiento de la paz y la seguridad en los estados miembros; ayudar a los países árabes a restaurar, construir y equipar sus capacidades militares y de seguridad; asegurar las operaciones de ayuda humanitaria y asistencia en zonas de conflicto; proteger a los civiles contra emergencias resultantes de estos conflictos o de desastres naturales; y proteger las rutas de transporte marítimo, terrestre y aéreo y luchar contra la piratería. 

No obstante, la aprobación final del protocolo ha sido pospuesta indefinidamente, poniendo de manifiesto las dificultades de la iniciativa. “Los pasos que se están tomando son los pasos correctos, pero estamos aún en los primeros días. La visión es correcta, pero el problema es su implementación práctica”, señala Fernández. “Los países árabes que deberían formar parte de esta alianza son ya socios de Estados Unidos y Occidente, países árabes suníes como Jordania, Marruecos y los estados del Golfo. Unos países tienen mayor capacidad militar, otros menos, pero tendrían el mismo problema que la OTAN: que muchos no tienen esa capacidad logística y administrativa para empujar o llevar esa fuerza fuera de sus fronteras. Hoy por hoy, dependen de las capacidades de EEUU”, asegura.  

“Tradicionalmente, los países del Golfo han dependido de las garantías de seguridad dadas por Occidente, pero ahora buscan otras opciones más cerca de casa, especialmente en el mundo árabe e islámico. Esto es en parte la evolución natural de los estados poscoloniales, y en parte la percepción de que el compromiso estadounidense con la seguridad del Golfo ya no es tan firme como en el pasado”, indica Jane Kinninmont, investigadora y subdirectora del programa de Oriente Medio y África del Norte de Chatham House. “La guerra en Siria, y la falta de cualquier amenaza creíble de intervención contra el presidente Assad, ha llevado a muchos en esta generación a concluir que la región necesita su propia fuerza de intervención y no puede confiar en que EEUU y otros intervengan ni siquiera para impedir masacres”, escribe en una columna en la publicación Middle East Eye. Fernández cree que la Alianza podría beneficiarse de los cambios en la Casa Blanca.  

“En los países de los que estamos hablando había un gran desacuerdo con la Administración Obama sobre el tema de Irán. Aunque el Gobierno anterior también estaba a favor de la cooperación regional militar, tenía la desconfianza de sus aliados en la región, que temían este acercamiento con Irán y que EEUU estuviese en cierto sentido dándole campo abierto para sus agresiones en Yemen, el Golfo, Siria o Irak”, comenta. “La diferencia con esta Administración es que Trump -aunque no lo sabemos aún con certeza, porque está en sus primeros días- supuestamente va a tener una linea más clara y contundente contra la agresión de Irán en el mundo árabe. Por eso Trump se beneficia de una mayor confianza por parte de los líderes de estos países”, asegura. Para este analista, la cooperación israelí no debería ser ninguna sorpresa, pese a la tradicional hostilidad de los estados árabes hacia Israel. “El recelo siempre va a estar ahí, porque en el pasado ya hubo alianzas árabes contra Israel. Pero el concepto es que el gran enemigo, para todos ellos, es Irán. En cierto sentido, ambas partes están en la misma trinchera, aunque siempre va a haber cierta desconfianza”, señala.  

“La principal amenaza en el horizonte es Irán, y en segundo lugar, pero bastante lejos, el Estado Islámico y el yihadismo. Pero el motor del empuje, en una mayoría abrumadora, es el desafío iraní en el mundo árabe”, indica. “Los ejércitos de Egipto e Israel están cooperando ahora más de lo que han hecho nunca, para protegerse de una insurgencia [yihadista] en el Sinaí, que ambos ven como una amenaza común. Y mientras los estados del Golfo aún no tienen oficialmente relaciones con Israel, no lo ven como una amenaza geopolítica”, asegura también Kinninmont. No obstante, para esta experta, aún queda mucho camino por recorrer. “Poner esto en práctica sigue siendo problemático, no solo debido a las divisiones entre los Gobiernos árabes -que pueden estar de acuerdo en luchar contra el ISIS, pero tienen posturas diametralmente opuestas respecto a los Hermanos Musulmanes-, así como a la competición entre Arabia Saudí y Egipto, e incluso entre Arabia Saudí y los Emiratos”, destaca. 

¿Riesgo de una guerra regional? 
En el mismo sentido se expresa Fernández: “La alianza no es imposible, especialmente si todos los miembros están enfocados en un enemigo común. Pero el problema se vuelve más complicado cuando estos países no tienen precisamente la misma posición política sobre todas las amenazas. Por ejemplo, en Yemen, Sudán ha proporcionado fuerzas de infantería, pero Egipto se ha negado, algo comprensible dada la historia de las fuerzas armadas egipcias en ese país”. El analista se refiere a los 26.000 soldados muertos en suelo yemení en los años 60, parte de una fuerza expedicionaria enviada por Gamal Abdel Nasser en apoyo de una junta golpista revolucionaria. El anuncio de la creación de esta alianza, además, ha hecho saltar algunas alarmas por el riesgo de que acabe generando nuevos conflictos armados. “La OTAN era una alianza eminentemente defensiva contra una potencial agresión soviética, interesada en mantener el status quo. 

Pero el ímpetu para este ejército panárabe de 40.000 hombres es marcadamente diferente: formado ostensiblemente para combatir amenazas regionales no estatales como los rebeldes huthíes de Yemen o el Estado Islámico, su razón de ser es la intervención”, dice un editorial de Bloomberg. Pero para los defensores de la idea, el proyecto expansionista de Irán necesita ser contenido, como señalaba recientemente el prominente periodista saudí Abdul Rahman Al Rashed. “Las cosas seguirán empeorando a menos que se tome una estricta posición internacional contra las aventuras de Irán, y a menos que se fuerce a Irán a acabar con el caos que está creando en la región y en el mundo”, escribe. Como señalan repetidamente los partidarios de una política de mano dura hacia Teherán, los aliados del régimen de los Ayatolás controlan varias capitales en Oriente Medio (Bagdad, Damasco) y son una fuerza prominente en muchos países clave de la región, como Líbano o Yemen. Milicias chiíes “internacionalistas” financiadas por Irán, como la libanesa Hezbollah o la iraquí Hasd Al Shaabi, están combatiendo en los teatros de Siria e Irak. “Los que están en favor de este concepto dirían que eso ya está ocurriendo: no es un riesgo, sino que ya es una realidad. No puedo decir que esta apreciación sea necesariamente correcta, pero es lo que dirían, por ejemplo, los saudíes: que ya estamos en pleno enfrentamiento político-militar. La alianza árabe sería un contrapeso [al bloque chií]”, opina Fernández. 

“La pregunta que no se hace es que hoy en día el enemigo es Irán, pero uno crea una entidad político-militar y mañana ¿para qué se usa? No solamente en el caso de Israel: ¿qué sucede si hay un golpe en un país árabe, o una guerra civil o conflicto interno, y ya existe esta fuerza? O el temor a que pudiera usarse contra alguno de los miembros. Esa es la incertidumbre”, indica. “Los detalles son lo problemático. Uno puede diseñar algo pensando que se puede hacer, si tenemos países pobres que tienen unas fuerzas armadas importantes y países ricos que tienen la financiación, hay cierta lógica estar juntos y trabajar juntos. Pero la pregunta al final del día es: ¿Contra quién y para qué?”, comenta este analista. “Si [la coalición liderada por Arabia Saudí] ha tenido tantos problemas en Yemen, es inevitable preguntarse como sería en Siria o Irak, dos escenarios mucho más complejo. El concepto tiene una aceptación bastante amplia, pero hay una gran diferencia entre la teoría y la realidad de usar estas fuerzas de forma conjunta contra un enemigo concreto sobre el terreno real”. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

La Armada Argentina reactivaría sus aviones Súper Etendard.



La Armada Argentina finalmente reactivaría sus cazabombarderos Dassault Súper Etendard. Estas aeronaves, famosas por su desempeño 35 años atrás durante el Conflicto del Atlántico Sur entre la República Argentina y el Reino Unido, se encuentran hace pocos años fuera de servicio. 

La baja disponibilidad presupuestaria ha impactado las asignaciones de fondos necesarios para mantener estos medios de los cuales, volaban solo un puñado en la Segunda Escuadrilla de Caza y Ataque de la Aviación Naval, de la Base Aeronaval Comandante Espora. Incorporados a partir de 1981, los Súper Etendard prestaron servicio en Argentina, Francia y brevemente en Irak, entre 1983 y 1985. La República Argentina incorporo 14 de ellos, de los cuales perdió 3 en accidentes operacionales. La Aviación Naval de la Marina Francesa opero 71 de ellos hasta el mes de Julio 2016, dejando a la Armada Argentina como último operador mundial del Super Etendard. Francia utilizaba una versión actualizada denominada Super Etendard Modernise, con importantes mejoras en electrónica, equipos de navegación, ataque y comunicaciones. Conforme comenzaron a ser desprogramadas progresivamente, la Armada Argentina demostró su interés en repuestos e insumos disponibles así como la posible utilización de los equipos modernizados para convertir aeronaves argentinas, con un mucho menor desgaste al francés, a este estándar.
Según palabras del Secretario de Logística y Coordinación de Emergencias del Ministerio de Defensa, Walter Ceballos, estas gestiones comenzaron en el año 2014  hasta ahora. En los últimos días, han trascendido versiones extraoficiales de que un acuerdo se estaría concretando para que la Armada Argentina incorpore en el mes de Agosto, 5 células francesas desprogramadas, más componentes, insumos y repuestos. Esto destacaría un proceso de reactivación que la primera etapa seria de 3 aeronaves, sin embargo, allegados y fuentes militares han sido muy cautelosas en no especular en la concreción del acuerdo y la posible recuperación del personal técnico y aviadores hasta no recibir los aparatos. Si bien esto representaría una recuperación de capacidad disuasiva para la Aviación Naval argentina, distintas voces se han expresado en contra o con reservas al respecto. Frente a otras inversiones tales como la necesidad urgente de renovación de los helicópteros embarcados o en aviones de patrulla de largo alcance, entendidos ambos casos de mayor polivalencia y vigencia en el contexto y las necesidades navales actuales. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Programas de modernización de la Marina de Guerra del Perú.


La Marina de Guerra del Perú contempla la adquisición, en el periodo 2021-25, de 6 Fragatas Multirol de 3.500 a 5.000 ton, dos de la cuales serían construidas en el extranjero y las restantes por el Servicio Industrial de la Marina (SIMA-Perú). Las naves, con un alcance estimado de 6.000 mn. y una velocidad sostenida de 27 nudos, deberán disponer de 8 misiles antibuque con alcance no menor a 180 km. y un Sistema de Lanzamiento Vertical (VLS) de por lo menos 16 celdas (2x18) para misiles antiaéreos de guiado activo con un alcance no menor a 30 km. Además, deberán contar por lo menos con un cañón de calibre 76/62 mm. (con capacidad de utilizar munición de rango extendido de 30 km. de alcance) y dos montajes automatizados de 12.7 mm. integrados a un Sistema Electroptico-IR, así como un Sistema de Lanzamiento de Torpedos ASW., un Sistema de Gestión de Combate (CMS) integrado, entre otros, a un radar de búsqueda de superficie y Aérea del Tipo AESA (Active Electronic Scanning Array) con capacidad de detectar blancos a 110 mn, uno de Busqueda de Superficie 2D/3D y uno de Navegacion, asi como a un Sistema de Comunicaciones HF, VH/UHF y L/MF Mientras tanto, el pasado mes de abril, en los Astilleros del Servicio Industrial de la Marina, ubicados en la Base Naval del Callao, se realizaba la ceremonia de bautizo y lanzamiento del Buque Multiproposito Clase Makassar BAP Pisco(AMP-156). 

En 2013 la Marina de Guerra del Perú, en el marco del Programa de “Recuperación y Mejoramiento del Soporte Logístico y Transporte de Fuerzas Armadas”, suscribió con SIMA-PERU un contrato por aproximadamente 60 millones de dólares para la construcción de un Buque Multipropósito del Tipo LPD. Su misión será, tras su incorporación programada para finales de este año, la de realizar operaciones navales y de guerra anfibia, transporte de tropas y vehículos, además de acciones cívicas y ayuda humanitaria. El BAP Pisco (AMP-156), y otra unidad cuyo contrato de construcción deberá ser suscrito en breve - remplazarán a los BAP Callao (DT-143) y BAP Eten (DT-144) de la Clase Terrebone Parish, unidades que aun operan a pesar de haber sobrepasado su periodo de vida útil y cuyos niveles de confiabilidad no son los más adecuados, aunado a costos de operación y mantenimiento sumamente elevados. 


El Buque Multipropósito BAP Pisco (AMP-156) es una unidad de la Clase Makassar (LPD – Landing Platform Dock) diseñada por Dae Sun Shipbuilding & Engineering Co. Ltd. , empresa con la que SIMA-PERU acordó el suministro del diseño, equipamiento y asesoramiento técnico, tiene una eslora de 122 m., manga de 22 y calado de 4,9 m. Su desplazamiento estándar se estima en 7.300 ton. y el máximo de 11.390 ton. La propulsión es del tipo CODAD (Combined Diesel and Diesel) y alcanzará una velocidad económica de 13 nudos y una máxima de 16 nudos, con un alcance de entre 10.000 y 14.000 mn. Dispone de una cubierta de vuelo y un hangar, así como de una cubierta inundable, lo que le permitirá transportar y desplegar dos lanchas de desembarco LCU (Landing Craft Unit) de 23 m. y 4 Botes RIHB, así como 14 vehículos blindados LAV II (8x8) o bien 14 Camiones Portatropa MAN TGS-Mil 29.440 (6x6). La tripulación nominal será de 150 efectivos (14 oficiales y 112 especialistas) y 7 observadores. Podrá transportar a 400 Infantes de Marina. El armamento comprendería un cañón de 40 mm. (que se rumorea podría ser un Bofors 40 MK-4) y dos montajes automatizados Thypoon de 30 mm, así como 4 Mini-Thypoon de 12.7 mm.


Las Patrulleras Marítimas Clase PGC-50 (Taeguk): BAP Rio Piura (PM-206) y BAP Rio Quilca (PM-207), que a órdenes de DICAPI realizaran misiones de Vigilancia, Patrullaje e Interdicción, Asistencia Médica y Búsqueda y Rescate (SAR), fueron incorporadas oficialmente el pasado 24 de febrero. En breve, SIMA-PERU espera suscribir los contratos para la construcción de otras tres unidades: 2 Patrulleras Maritimas y un LPD Clase Makassar Por su parte, tras una travesía de 38 días desde Vigo (España), el Buque Oceanográfico Polar BAP Carrasco (BOP-171), arribó a la Base Naval del Callao para ser formalmente incorporado a la Marina de Guerra del Perú y en fecha ún no definida se espera el arribo de una nueva Corbeta Clase Pohang. Una prioridad para el 2017 sera la construcción de la nueva Base Aeronaval del Callao (inversión estimada inicialmente en unos 65millones de dolares) y que estará ubicada en el Aeropuerto Internacional “Jorge Chavez” (Lima). Asimismo, se está en vías convocar a una licitación internacional de cara a la conversión (inverson estimada en 24.9 millones de dólares) de 2 Fokker 50MPA para que desempeñen Misiones ELINT-COMINT. 


Los Astilleros del SIMA-Iquitos prevén, ante los buenos resultados obtenidos, continuar con el Programa de las PIAS (Plataformas Itinerantes de Social con Sostenibilidad) ideadas para trasladar los programas de salud, nutrición, educación y seguridad y protección del medio ambiente del Estado, a fin de promover el desarrollo e inclusión social en la Región Amazónica. Actualmente, la Marina de Guerra opera las PIAS Río Napo, Río Morona, Río Putumayo I y Río Putumayo II en la Region Amazonica y con la PIAS Titicaca en el Altiplano, específicamente en el Lago Titicaca a 3,800 m. de altura. La construcción de nuevas cañoneras de la Clase Clavero no se descarta, pero lo mas probable es que se adopte- en el marco de un Programa de Cooperacion entre las Armadas de Colombia, Brasil y Peru - una versión avanzada del Patrullero Fluvial Amazónico (PFA) de COTECMAR, que permitia la vigilancia y protección de la Region Amazonia, enfrentar las nuevas amenazas, como el narcotráfico, la explotación descontrolada de la flora y fauna y la minería ilegal. 

Mantenimiento y modernización de plataformas 
Entretanto, la Marina de Guerra se centra sus esfuerzos en el Programa de Mantenimiento de Media Vida (MLU) de sus Fragatas Misileras de la Clase Lupo (Carvajal/Aguirre) y en la Modernización de los Submarinos Tipo 209/1200 (Clase Angamos). El Programa MLU - que permitirá a las Clase Lupo mantenerse en servicio mas allá del 2025 - se aplicó inicialmente a las BAP Aguirre (FM-55) y BAP Bolognesi (FM-57) instalándose Radares Multifunción 3D Kronos-NV (para lo cual se tuvo que modificar el puente alto de la nave), Sistemas de Lanzamiento de Señuelos MASS y Misiles Antibuque MBDA MM-40 Exocet Block III. Ambas naves, incorporaron el Sistema de Mando y Control (C2) Varayoc- diseñado por SIMA-SAE (conformado por 9 consolas tácticas) y certificado por MBDA, Rheinmetall Waffe Munitions y Selex – y el Sistema de Guerra Electrónica MAGE QHAWAX. 

El Programa MLU, en versión reducida, fue instalado ademas en la BAP Mariategui (FM-54) y BAP Bolognesi (FM-57). A mediano plazo, dependiendo de la asignación presupuestaria, debería comenzar a ser aplicado en los próximos meses a las BAP Montero (FM-53) y BAP Mariategui (FM-54). En cambio, el Programa de Modernización de los 209/1200, que extenderá su vida útil de 15 a 20 años, estará a cargo de SIMA-Perú, con asesoría y asistencia técnica de Thyssen-Krupp (Alemania), y comprenderá el corte del casco resistente, la modernización o remplazo de los sistemas de comando y control, propulsión y navegación y armas, así como de los equipos mecánicos y eléctricos, hidráulicos, electrónicos y ópticos. Se preve dotarlos de sistemas de control de tiro y sonar desarrollados por el SIMA-SAE, y ESM/ELINT (Electronic Support Measures/Electronic Intelligence) Timnex II y de la capacidad de utilizar el misil antibuque SM-39 Exocet. 

Otros sistemas 

Los 5 Helicopteros de Ataque Kaman SH-2G Super Seasprite (adquiridos en Nueva Zelanda en 2014 por 117, 2 millones de dólares) se encuentran en curso de entrega. Un SH-2G (P1) para entrenamiento de tripulaciones, arribo en enero de 2016 resultando dañado mientras era desembarcado en el Puerto del Callao, mientras que el primer SH-2G (P2) debió arribar a mediados de marzo. 

A mediano plazo, se deberá definir la adquisición de 3 Aviones de Transporte DHC-6-400 Twin Otter, 5 Helicópteros de Transporte y Combate Mi-171Sh-P y de 6 Obuses Autopropulsados de 155 mm, así como de un Sistema de Armas Antitanque y otro de MANPADS, y probablemente de más Misiles Antibuque MM-40 Block III Exocet. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

El otro enemigo al que Corea del Norte teme enfrentarse (y no se trata de EE.UU.).

El otro enemigo al que Corea del Norte teme enfrentarse (y no se trata de EE.UU.)

Las Fuerzas armadas de Corea del Sur se han equipado hasta el punto de pasar de ser una fuerza de contención a una fuerza dinámica con un potencial militar similar al de los ejércitos occidentales, sostiene el experto Kyle Mizokami en un artículo publicado en 'The National Interest'.
El Ejército de Corea del sur se constituyó poco después de la formación de la República de Corea del Sur, en 1948. Sin embargo el experto recuerda que ya en 1965 esta nación no solo era capaz de defender su país, sino que envió dos divisiones de combate y una brigada de marines a Vietnam que tomaron parte en los combates en este país asiático durante 9 años.

Fuerzas de combate terrestre y unidades mecanizadas
Mizokami resalta el papel crucial del Ejército de Corea del Sur a la hora de mantener el orden en la zona desmilitarizada de la península coreana. Las Fuerzas terrestres activas están formadas por cerca de 495.000 soldados repartidos en 49 divisiones, 7 de ellas brigadas especiales, y en un batallón de operaciones especiales, así como en un grupo para misiones en el extranjero.

En relación a las fuerzas mecanizadas, Mizokami detalla que Corea del Sur cuenta con aproximadamente 2.400 tanques, 2.700 vehículos militares, 3.300 obuses y numerosos lanzadores de misiles, así como más de 600 helicópteros de reconocimiento, ataque y transporte. "La mayoría de sus equipos son de fabricación estadounidense", añade el autor. Tras analizar las fuerzas de infantería de cada país, al autor señala que Pionyang sería incapaz de doblegar la defensa de Corea del Sur, pese a contar con un mayor número de efectivos.

Superioridad naval de Corea del Sur
Asimismo, el autor hace referencia a la Armada de este país, que, según su análisis, cuenta con 12 destructores, entre ellos tres buques Sejong The Great dotados de misiles guiados y equipados con los sistemas de combate Aegis. Junto a las 13 fragatas figura un buque anfibio de la clase Dokdo y decenas de buques más pequeños que podrían hacer frente a la flota de cañoneras de su vecino del norte, así como una fuerza de cuerpos de marines que cuenta con unos 29.000 soldados.
De estallar un conflicto armado, Mizokami opina que la Armada de Corea del Sur derrotaría a la Flota de Corea del Norte. No obstante, afirma que la flota submarina de Pionyang puede convertirse en un problema para Seúl.

¿Quién domaría los cielos en un posible conflicto?
Por otro lado, el experto expone la capacidad de la Fuerza aérea de Seúl, que cuenta con 65.000 efectivos y numerosas aeronaves de combate, entre ellas 60 cazas F-15K, 118 aviones militares KF-16 y 60 aeronaves T-50. Además, Mizokami resalta el hecho de que la industria militar de Seúl está desarrollando su primer avión caza KF-X de fabricación nacional.

Asimismo, recalca que "la Fuerza Aérea de Corea del Sur es capaz de derrotar a la de Corea del Norte", que solo cuenta con aviones de fabricación soviética MiG-29, MiG-23, Su-25 y Su-22. En total, "la Fuerza Armada del Ejército Popular de Corea puede ser mayor que la Fuerza Armada del Ejército de Corea del Sur, pero, en general, ésta ultima es mucho más capaz", concluye el autor. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

EEUU propone la presencia de la OTAN en Irak después de Daesh.

Un general estadounidense propuso el miércoles la presencia de la OTAN en Irak después de la derrota total del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe). El general Joe Dunford, quien hablaba al final de una reunión de preparación de la cumbre de la OTAN prevista para la próxima semana en Bruselas, dijo que la misión de la Alianza Atlántica debería centrarse en el entrenamiento de las fuerzas iraquíes. “Podríais ver a la OTAN haciendo una contribución a la logística, las adquisiciones, la creación de capacidad institucional, escuelas de liderazgo, academias, ese tipo de cosas”, anunció Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos. A continuación, afirmó que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) “podría ser una postura única para proporcionar una misión de entrenamiento durante un periodo de tiempo duradero” en Irak. Dunford aseguró que un cambio en el liderazgo de la misión de entrenamiento en Irak probablemente significaría renovar los esfuerzos y dejó claro que esto no significa que la Alianza Atlántica haga lo que está haciendo EE.UU. para el “asesoramiento de combate” en Mosul (norte de Irak) o Al-Raqa (norte de Siria). 

Esto se plantea, mientras el presidente de EE.UU., Donald Trump, tiene la intención de presionar a los 28 miembros de la Alianza Atlántica para que desempeñen un papel más influyente en la llamada lucha antiterrorista durante su intervención en la cumbre de la OTAN. Aunque la Alianza descartó con anterioridad unirse al combate contra Daesh en Siria e Irak, el general Petr Pavel, jefe del comité militar de la OTAN, recordó el miércoles que los miembros de la OTAN están ya todos en la llamada coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU., manifestó que la actual discusión radica en la posibilidad de que la OTAN en conjunto sea un integrante esta coalición. Entre tanto, Daesh ha perdido el control de la mayor parte de su bastión en Irak, la ciudad de Mosul, después de meses de duros combates con las fuerzas iraquíes, y está aislado en Al-Raqa (noreste de Siria) gracias a los esfuerzos de las tropas y los combatientes aliados del Gobierno de Damasco. En abril, un reporte indicó que la coalición anti-EIIL, presente en Irak y Siria con la excusa de luchar contra Daesh, es responsable de la muerte de unos 1256 civiles desde el inicio de sus bombardeos, el 23 de septiembre de 2014. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

El Kh-35, el misil ruso que atemoriza y atrae al Pentágono.


El jefe de diseño del misil Kh-35E, de la corporación de Armamento Táctico de Misiles, Nikolái Vasíliev, en una entrevista reveló por qué el Pentágono teme a este misil y, al mismo tiempo, quiere tenerlo en su arsenal Según el especialista, el misil tipo Kh-35E es el primer misil universal ruso apto para diversos tipos de portadores. "Para optimizar gastos, se decidió crear un misil universal, el cual pueda ser lanzado desde aviones, helicópteros, barcos, complejos costeros, y en caso de emergencia, desde submarinos", explicó Vasíliev. Aunque el Kh-35E no es tan popular como los misiles de crucero Kalibr, Rusia y varios otros países están comprando activamente estos misiles tanto para buques, como para complejos con base en equipos de tierra y aviones De acuerdo con el diseñador ruso, los análogos principales del misil Kh-35E es el estadounidense Harpoon y el francés Exocet. 

"En general, cualquier Estado moderno, que procure estar preparado para el combate del Ejército, debe tener este tipo de armas. Además de los misiles estadounidenses y franceses, hay desarrollos suecos —misil RBS-15—. China también tiene un misil similar S-801. Además, Japón y Corea del Norte están trabajando en la creación de un producto de este tipo". No obstante, los clientes extranjeros de la corporación destacan la superioridad del misil Kh-35E en comparación con otros misiles de este tipo del mercado internacional. "A menudo tengo que negociar con clientes extranjeros. Antes de iniciar una conversación, analizan todos los misiles de esta clase. Y para mí, como ingeniero, es agradable cuando los clientes llegan a la conclusión de que el Kh-35E es uno de los mejores en su clase. Puedo afirmar con plena responsabilidad que el Kh-35E y su modificación, Kh-35UE, en muchos aspectos son superiores a sus rivales extranjeros", aseguró el especialista. Los estadounidenses querían comprar las ojivas autoguiadas de los Kh-35E e instalarlas en sus misiles Harpoon. "Pero no se lo permitimos", señaló Vasíliev. 


"En un punto de las negociaciones, en extrañas circunstancias, murió el jefe de diseño de las ojivas autoguiadas del Kh-35E. Murió en un tren que viajaba de Moscú a San Petersburgo. Y luego desapareció el principal especialista del algoritmo, quien había desarrollado un software especial para un procesamiento digital de la información en las ojivas autoguiadas. La pérdida de los principales ideólogos de la creación de estas ojivas modernas nos hizo retrasar cuatro años", recordó. En cuanto a los desarrollos de los estadounidenses, se sabe que el Harpoon emite una señal de muy alta potencia, superior a los 6 kW, cuando pasa a modo activo en la trayectoria final. Sin embargo, en la etapa actual del desarrollo de radares, el aumento de potencia se considera como una tendencia obsoleta. "Nosotros, por el contrario, reducimos el nivel de señal, y al mismo tiempo, cumplimos la tarea del aumento de resistencia a interferencias", explicó Vasíliev. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...