jueves, 11 de mayo de 2017

EE.UU. prepara una nueva doctrina para una eventual guerra con Rusia y China.


El Ejército de EE.UU. elabora una nueva versión de su manual de campo para operaciones con vistas a estar mejor preparado ante una guerra a gran escala contra rivales tecnológicamente avanzados. El Ejército de Estados Unidos elabora una nueva doctrina de operaciones de combate diseñada para estar mejor preparado ante la perspectiva de una guerra a gran escala contra rivales tecnológicamente avanzados, como Rusia o China, que podrían desafiarlo en cuanto a la superioridad tecnológica militar, revela un nuevo artículo del portal especializado Scout Warrior. 

Así, los líderes militares de EE.UU. y los responsables de esa modernización preparan un concepto nuevo o evolucionado denominado 'FM 3.0 Operations' para octubre, según ha relatado al portal Rickey Smith, jefe adjunto del Estado Mayor encargado de establecer el entrenamiento y las doctrinas de los soldados estadounidenses. 

Un entorno de combate de alta tecnología 
Smith ha explicado que se trata de "la siguiente versión de un manual de campo para las operaciones", ya que "no se puede ver la fuerza actual como la única respuesta" en un momento en que "las cosas están evolucionando". Si bien la futura doctrina reconoce que las amenazas "insurgentes y terroristas" de actores estatales y no estatales probablemente persistirán durante décadas, este nuevo manual norteamericano se centrará en la preparación para un entorno de combate de alta tecnología y rápido desarrollo. 

Adversarios avanzados 
Según detalla el portal, los adversarios avanzados que poseen portaaviones, aviones sigilosos, armas hipersónicas, drones, sensores de largo alcance y tecnología de orientación de precisión plantean la necesidad de ajustar la doctrina para responder de manera adecuada a un panorama de amenazas rápidamente cambiante. 

Así, mientras que Rusia y China desarrollan cazas sigilosos de la quinta generación, medios de guerra electrónica y defensas aéreas más evolucionadas, sus misiles antibuque guiados de precisión y de largo alcance tendrían capacidad de atacar a los portaaviones estadounidenses en rangos de hasta alrededor de 1.450 kilómetros y eso dificulta que EE.UU. opere en ciertas áreas. En cuanto a los combates terrestres, la doctrina renovada reconoce que el Ejército estadounidense "ya no es la única fuerza que posee armamento de precisión de largo alcance" y sus grandes adversarios potenciales pueden rivalizar en cuanto a su tecnología bélica. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Gran Bretaña bota el HMS “Audacious” cuarto submarino de la clase Astute.




Gran Bretaña ha puesto a flote el cuarto submarino de la clase Astute en las instalaciones de BAE Systems en Barrow-in-Furness. El HMS  Audacious (Audaz), ha sido fabricado por la empresa BAE Systems y está considerado como uno de los submarinos más silenciosos del mundo incorporando las mejoras inherentes a los avances tecnológicos, de los que también se benefician, en sus frecuentes obras de actualización, las unidades más antiguas.

El “Audacious” se  espera que esté listo para ser entregado a la Royal Navy en 2018. Su construcción ha sido uno de los asuntos militares mejor guardados pues su botadura no estaba prevista hasta finales de 2018. El Audacious ha sido  construido para que pueda permanecer bajo el agua por más de veinticinco años sin necesidad de subir a superficie. Los reactores de este avanzado submarino serán suficientes hasta el año 2043 que necesitará recargar su combustible. También emplea un nuevo sistema optrónico, lo que significa que no  monta el tradicional periscopio.

Los Astute y la fuerza de submarinos británica.
Inicialmente concebidos para sustituir a los submarinos de ataque de la clase Swiftsure, en la práctica la entrada en servicio de los buques de la clase Astute se está solapando con la baja de las primeras unidades de la clase Trafalgar. Los Astute desplazan 7.400 toneladas en inmersión. Su casco tiene 97 metros de eslora y cuenta con una dotación de 98 personas. Su planta propulsora está basada en la de los submarinos balísticos de la clase Vanguard, con un reactor Rolls-Royce PWR-2. El buque alcanza los 29 nudos a máxima velocidad en inmersión, y mantiene los 20 nudos en superficie. La clase Astute está formada por 7 unidades, encargadas en dos lotes, la primera de ellas formada por los HMS Astute , HMS Ambush, y HMS Artful. El segundo lote estará formado por los submarinos HMS Audacious, cabeza de la serie; HMS Anson, HMS Agammenon y HMS Ajax. El programa prevé la entrega del último buque en 2024.

Este segundo lote, introducen una serie de mejoras con respecto a los primeros entregados,  principalmente relacionadas con el sistema de combate. Estos buques serán los primeros de la Royal Navy en adoptar el uso de consolas multifunción, así como componentes COTS comerciales, más eficientes en términos de economía, mantenimiento y actualización. El coste unitario de los buques se sitúa según las fuentes entre 1.200 y 1.600 millones de libras esterlinas (entre 1.400 y 1.800 millones de euros, aproximadamente). El programa Astute, emplea a alrededor de la mitad de los más de 5.000 trabajadores de la división de submarinos de BAE Systems en el Reino Unido. En la actualidad el Reino Unido mantiene tres tipos de naves, todas ellas de propulsión nuclear: los submarinos de ataque de los tipos Astute y Trafalgar; y los cuatro submarinos balísticos (SSBN) de la clase Vanguard.

Los Vanguard sirven como plataformas móviles de la fuerza nuclear de disuasión británica, basada en los misiles balísticos intercontinentales (ICBM) Trident II D5. Se estudia el reemplazo de los buques de la clase Vanguard por un nuevo tipo de SSBN a partir de 2028. En general, los sumergibles de la clase Astute son diseñados para permanecer escondidos bajo el agua durante muchos meses o incluso años. El agua fresca que necesita la tripulación, se produce a través de la destilación del agua marina. En cuanto a la generación de oxígeno, se realiza a través de la separación química del agua. A su vez, el dióxido de carbono se retira de la atmósfera con el uso de “gadgets” especiales. No  obstante, las naves de esta clase tienen que volver a puerto cada tres meses o ser pertrechados en altamar por un buque de apoyo logístico para reponer las reservas de víveres y efectuar los cambios de la tripulación ya que la estancia de los marineros a gran profundidad durante mucho tiempo, puede afectar de manera negativa a su salud mental y física.

Los sumergibles de esta clase no portan como armamento principal los misiles Trident II D5 de 12.000 kilómetros de alcance, sino de crucero Tomahawks de alcance medio entre 1.000 a 1.500 km. En un sofisticado sistema integrado de combate que incluye otros misiles (Sub Harpoon anti buque) y torpedos pesados Spearfish que confieren a la nave una gran potencia de fuego no portando ojivas nucleares. El gobierno británico tiene previsto en los próximos años, sustituir los buques de la clase Vanguard por la clase Successor. Según declaró el almirante Alan William John West, ex comandante de la OTAN, “la única restricción de la nave es la necesidad de comer de la tripulación. Estos submarinos pueden generar su propia agua y aire. La patrulla más larga en la historia duró 108 días”. El alto mando británico agregó que las naves de la clase Astute son “ideales” para realizar misiones de inteligencia, así como hundir submarinos enemigos. Además de esto, están preparados para desembarcar soldados de las fuerzas especiales sin necesidad de emerger a la superficie. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

La Marina de EE.UU. bota un colosal barco de guerra de 46.000 toneladas.


La Marina de Estados Unidos ha botado el USS Trípoli (LHA 7), su segundo buque de asalto anfibio, desde su astillero en Misisipi. Imágenes tomadas desde las instalaciones de fabricación muestran cómo la estructura de la nave es transportada al muelle seco del astillero de la compañía Huntington Ingalls Industries (HII), responsable de su construcción, antes de la botadura. El buque fue diseñado para transportar fuerza aérea de combate, como el avión polivalente de quita generación F-35 (nueve unidades). Su botadura tuvo lugar 13 semanas antes de los plazos estipulados en el calendario original de fabricación, según la información suministrada por la compañía de construcción naval militar. 

El USS Trípoli (LHA 7) fue transportado el pasado 8 de abril desde tierra hasta el muelle flotante de la compañía en la localidad de Pascagoula, Misisipi. La embarcación fue oficialmente seleccionada para servir de base a los helicópteros de asalto. Más de 247 montacargas fueron usados para mantener el control sobre el desplazamiento del buque de 45.693 toneladas. La operación se prolongó por espacio de 19 horas, informa la Armada estadounidense, que describió el proceso de desplazamiento como uno de los "mejor ejecutados" que han visto con barcos de esta envergadura. La botadura del buque se completó el pasado primero de mayo, luego de someterlo al proceso de inundación y flotado por primera vez. Se espera que entre en funcionamiento a finales de 2018. El Cuerpo de Marines de Estados Unidos desea incrementar la cantidad de nuevos cazas de quinta generación F-35B que alojarán sus nueve buques de asalto anfibio para remplazar a sus helicópteros y convertir esos navíos en portaviones ligeros. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

El regreso del zepelín: los dirigibles militares protegerán a Rusia de ataques con misiles.

Un zepelín
Hace exactamente 80 años —el 6 de mayo de 1937— el zepelín alemán LZ 129 Hindenburg, el más grande de su tiempo, se estrelló en EEUU. El accidente ocasionó la muerte de 35 personas de las 97 que estaban a bordo. La pérdida del Hindeburg marcó el final de la corta —pero brillante— época de los aerostatos comerciales de pasajeros y de carga. Sin embargo, estas aeronaves siguieron siendo utilizadas con fines militares a lo largo de todo el siglo XX y continúan teniendo demanda en la actualidad.

Tercer escalón
Numerosos estados cuentan con programas de desarrollo de aerostatos de combate para sus fuerzas armadas. Las ventajas de los zepelines militares son obvias: una mayor capacidad de carga y gran alcance de vuelo sin escala, consumo de combustible relativamente bajo, alta fiabilidad, larga duración de la estancia en el aire.

Dirigible ruso AU-30
Además, no necesitan una pista de aterrizaje: pueden despegar prácticamente desde cualquier terreno uniforme. Entre sus desventajas figuran la baja velocidad (hasta 160 kilómetros por hora) y la pobre maniobrabilidad. No obstante, existen situaciones en las cuales estos factores no desempeñan un papel fundamental. Vladímir Mijéev, asesor del primer director general adjunto del Consorcio ruso de Tecnologías Radioelectrónicas (KRET), informó a Sputnik en julio de 2015 sobre el inicio de las obras del proyecto de un dirigible para la defensa antimisiles del país. Esta aeronave puede convertirse en una parte integrante del sistema de alerta rápida que en la actualidad está compuesta de dos niveles: una agrupación de satélites orbitales y los radares instalados en la tierra. "La principal ventaja del zepelín es su gran superficie en la cual se pueden colocar los sistemas de antena", detalló Mijéev.
Los dirigibles vuelven a tomar los cielos
Según agregó, estos localizadores son capaces de interceptar lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales además de rastrear la trayectoria de vuelo de sus ojivas. Se trata de un dirigible prometedor bautizado Atlant, cuyo primer vuelo está programado para 2018. La aeronave está siendo desarrollada en tres modificaciones, con capacidad de carga de 16, 60 y 170 toneladas. Asimismo, se ha informado que estos zepelines podrán operar a alturas de hasta 10.000 metros, lo cual sería suficiente para detectar ojivas en el tramo de la aceleración y el tramo final del vuelo. La gran capacidad de carga y la alta autonomía de vuelo —de hasta 5.000 metros— del Atlant, permitirán utilizarlo para el transporte de equipos militares. La aeronave en su versión más grande será capaz de levantar en el aire tres tanques T-90 con una munición completa u ocho vehículos de combate de infantería BMP-3.

Stratobus

Reemplazo de satélites  
El primer vuelo de la aeronave más grande del mundo

El Atlant no es el proyecto más insólito que hoy se encuentra en desarrollo en el país eslavo. El Bérkut es un zepelín no tripulado construido por la compañía Avgur. Será capaz de alcanzar alturas de entre 20 y 23 kilómetros y permanecer en el aire hasta cuatro meses gracias al sistema de alimentación de paneles solares. Sus principales tareas serán garantizar las comunicaciones y la fotografía aérea a gran altitud, así como la vigilancia de grandes zonas de campo de batalla. Asimismo, teóricamente podrán utilizarse en la guerra electrónica, la defensa aérea y la designación del objetivo. Este tipo de aeronaves serían útiles para las tropas rusas desplegadas en el Ártico: bajo las condiciones del día polar que dura varios meses el Bérkut no tendrá problemas con el suministro de energía.

En general, las aeronaves estratosféricas podrán convertirse en un buen sustituto de satélites orbitales para fines militares y civiles. Así, un zepelín que se encuentra a una altitud de 20 kilómetros es capaz de proporcionar una conexión estable a distancias de hasta 760 kilómetros. Además, los dirigibles tienen un precio menor que los satélites y su lanzamiento no requiere de un cohete portador. Tampoco se convierten en chatarra espacial una vez haya terminado su vida útil. En caso de un fallo técnico, pueden aterrizar para las obras de mantenimiento. Sin embargo, hasta el momento ningún país ha logrado lanzar su propio zepelín estratosférico debido a la complejidad de la construcción de los paneles solares lo suficientemente grandes, capaces de proporcionar una larga vida útil a los dirigibles.

¿Y qué tienen ellos?
El Combat SkySat Phase 1 es un dirigible táctico de dos kilos de peso que ya ha sido utilizado en Irak, proporcionando conexión de radio entre las unidades terrestres. Su precio no alcanza  2.000 dólares, por lo cual podría ser una alternativa barata a los drones de reconocimiento. 

Los dirigibles del proyecto Stratelite representan una plataforma de telecomunicaciones diseñada para proporcionar comunicación sobre un área de 800.000 kilómetros cuadrados. No obstante, nunca ha entrado en producción debido a su alto precio y complejidad. Otra iniciativa estadounidense —el zepelín de carga superpesado Walrus— tampoco ha podido lucir en el cielo. Este gigante debía haber levantado entre 500 y 1.000 toneladas y transportarlas a una distancia de hasta 22.000 kilómetros por semana. Por el momento los ingenieros estadounidenses están desarrollando un dirigible de reconocimiento capaz de operar a una altura de hasta 80 kilómetros, es decir, en el límite superior de la estratosfera. Asimismo, los militares de EEUU tenían varios proyectos de construcción de aerostatos militares de gran altura, equipados con misiles de crucero y bombas aéreas guiados. No obstante, ninguno recibió aprobación: habrían sido demasiado grandes y torpes para evitar los sistemas de defensa aérea enemigos.

China probó en 2015 su zepelín Yuanmeng, que podrá alcanzar alturas de 100 kilómetros, inaccesibles para los sistemas de defensa aérea existentes. Esta aeronave se llenará de 18.000 metros cúbicos de helio y podrá permanecer en el aire hasta 48 horas. Los países europeos también disponen de sus propios programas de desarrollo de zepelines militares. La empresa alemana Cargolifter AG empezó a principios de los años 1990 el desarrollo de un dirigible que puede transportar 160 toneladas de carga a una distancia de hasta 10.000 kilómetros. Sin embargo, en 2002 la compañía se declaró en quiebra y no pudo terminar la construcción. Los científicos bielorrusos también intentaron adaptar sus dirigibles para fines militares. Así, en 2005 se inició el desarrollo de un zepelín polivalente de reconocimiento, capaz de reemplazar a los aviones espías de detección lejana A-50. Se argumentó que seis de estos globos podrán controlar totalmente el espacio aéreo del país. No obstante, no existen datos fiables acerca del futuro del programa. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://mundo.sputniknews.com/
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Bangladesh ordenó Su-30SME?

p1bcpemjp7m32r0uorefuh9a11
Como demandas el sitio Web de Bangladesh BDMilitary.com, la Fuerza Aérea de Bangladesh concluyó con JSC un contrato de "Rosoboronexport" para la compra de ocho cazas polivalentes Su-30SME, con una opción de cuatro aviones más. La conclusión del contrato si se confirma por el representante identificado del Código Civil "Rostec". 

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook