viernes, 12 de junio de 2015

El Pentágono impulsa la fabricación de otros 94 cazas F-35 para varios países.


La compañía norteamericana Lockheed Martin ha obtenido un contrato del Pentágono valorado en más de 920 millones de euros relacionado con la fabricación y entrega de 94 aviones de combate F-35. El acuerdo incluye la compra de materiales, piezas, componentes y trabajos de fabricación y entrega de estas unidades destinadas a EE UU (55 en total), Australia (8), Noruega (6), Italia (4), Reino Unido (3), Turquía (2) y una serie de clientes no estadounidenses de los que el Departamento de Defensa norteamericano no revela su identidad y a los que irán destinadas las 16 unidades restantes. 

El contrato provee recursos para 78 aeronaves de la variante F-35A, ligera para el despegue y el aterrizaje convencionales (CTOL); 14 de la versión F-35B, preparados para realizar despegues cortos y aterrizajes verticales (STVOL) y operar, por tanto, desde portaaeronaves, y dos más diseñados para su despliegue en grandes portaaviones, desde donde podrán elevarse impulsados por catapultas y aterrizar ayudados por un gancho trasero que frena al aparato al atrapar un cable del buque (CATOBAR). Esta versión naval es la conocida como F-35C. El acuerdo combina compras por más de 352 millones de dólares (38 por ciento del total) dentro del programa de Ventas Militares al Extranjero, por casi 228 millones (25 por ciento) para la Fuerza Aérea de Estados Unidos, 207 millones (22 por ciento) de ministerios de defensa de los señalados países sin identificar y en torno a 133,5 millones (15 por ciento) para encargos destinados a la Armada y el Cuerpo de Marines de EE UU. 

En concreto, 44 de los F-35A del lote se suministrarán a la Fuerza Aérea de Estados Unidos, ocho a Australia, seis a Noruega, dos a Italia, otros tantos a Turquía y dieciséis a los distintos países no revelados. Nueve F-35B se entregarán al Cuerpo de Marines de EE UU, tres a Reino Unido y dos a Italia. En cuanto a los dos aviones de la versión C, serán operados por la Armada y el Cuerpo de Marines de Estados Unidos, único cliente del F-35 con capacidad para utilizar esta variante naval. El nuevo contrato llega en un momento en el que el F-35 sigue sin funcionar según las especificaciones contractuales, informa Defense-Aerospace, que atribuye al Pentágono un intento de conceder el mayor número posible de los pedidos al extranjero para evidenciar una supuesta madurez del programa. 

Un modelo de más de 150 millones por unidad 

El del Joint Strike Fighter, como también es conocido este avión, es el programa militar más caro de la historia y sigue encareciéndose (como regularmente informa Infodefensa.com). En 2012 el proyecto ya había alcanzado un coste estimado superior a los 390.000 millones de dólares para los 2.500 aparatos que se espera comercializar durante tres décadas, lo que supone un incremento superior al 70 por ciento de la cantidad calculada unos diez años antes (en 2001) y una media superior a los 150 millones de dólares por aparato. 

El programa del F-35 está liderado por Estados Unidos, con Lockheed Martin al frente, pero en él también figuran como socios Turquía, Dinamarca, Italia, Australia, Holanda, Gran Bretaña, Noruega y Japón. En todo caso, estos países no están obligados a adquirir los aviones que están ayudando a desarrollar, sino que en general deben seleccionarlos en sus correspondientes concursos nacionales a los que también concurren otros modelos. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. SI EL COMENTARIO CONTIENE INSULTOS HACIA UNA NACIÓN, PERSONA ETC... SERÁ BORRADO AL INSTANTE PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA EN EL MISMO, UN SALUDO Y GRACIAS POR COMENTAR.