sábado, 15 de noviembre de 2014

Los helicópteros militares del futuro.



Desde que llegó en los años cincuenta, el helicóptero cambió la forma en que se desarrolla la guerra. Sin embargo, desde entonces su diseño ha evolucionado muy poco, aunque esto va a cambiar, ya que está a punto de llegar una nueva generación de aeronaves de despegue vertical que revolucionará el panorama actual. El diseño convencional de un helicóptero se basa en el empleo de un rotor principal para la sustentación y un timón de cola, sobre el que funciona un rotor antipar que evita que gire sobre sí mismo. 

Aunque las ventajas del despegue y aterrizaje vertical son obvias, este diseño limita la velocidad máxima, ya que por encima de los 160-170 nudos se vuelven inestables y entran en pérdida. Esto se debe a la diferencia de sustentación de la pala que avanza frente a la que retrocede y por la elevada velocidad que se alcanza en la punta de la pala. Hace años, diferentes empresas comenzaron a experimentar con diversos diseños y tecnologías para superar esta barrera y lograr  mayor estabilidad y maniobrabilidad. Surgieron diseños como el de los rotores coaxiales, empleados hace años por la empresa rusa Kamov, o los entrelazados, como los que usa Kaman Aircraft, que prescinden del rotor antipar, porque los dobles principales generan su propio par de fuerzas.


Otra aproximación para alcanzar gran velocidad es dotar al helicóptero de un rotor posterior que haga de propulsor para lograr una mayor. Los primeros diseños de este tipo, denominados helicóptero compuesto (compound helicopter), giroplano o híbrido, mantenían el antipar, como el Lockheed AH-6 Cheyenne, pero empleaban ese otro rotor empujador (thruster o propeller en inglés) para aumentar la velocidad, que puede ser introducido en un conducto (ducted). Además, en algunos diseños, como veremos, cuando se instalan por parejas pueden ser empleados para aumentar la maniobrabilidad o la sustentación durante determinados movimientos. 

Una característica de estos helicópteros compuestos es que a altas velocidades el rotor principal se desacopla de la propulsión y gira libremente sin perder sustentación y posibilitando alcanzar altas velocidades sin entrar en pérdida. Parecidos a estos son los diseños que la empresa estadounidense Piasecki comenzó en los sesenta, basados en su tecnología Vectored Thrust Ducted Propeller (VTDP), que consiste en la adopción de una hélice propulsora orientable insertada en un conducto que aumentaba el empuje y sustituía al rotor antipar, acompañándolo de unas superficies fijas de vuelo o pequeñas alas. Este diseño permitía alcanzar gran velocidad, aumentar el alcance y maniobrabilidad y se ha ofrecido como modificación para helicópteros en servicio, como el AH-64 Apache o el UH-60 Black Hawk, existiendo un demostrador de este último denominado X-49A Speedhawk, que, sin embargo, en las pruebas realizadas por el US Army no superó los 180 nudos.

Salvo contadas excepciones, la mayoría de los diseños anteriores no se han materializado en aeronaves que hayan entrado en servicio y durante los últimos treinta años los helicópteros mantuvieron el mismo diseño. Una excepción es la del convertiplano V-22 Osprey desarrollado por Bell y Boeing, que es el ejemplo perfecto de la combinación de helicóptero y avión que buscan los militares. Ofrece la capacidad de aterrizaje y despegue vertical de uno y la alta velocidad del otro, siendo su característica principal que las alas de que dispone albergan en los extremos dos motores que basculan junto con los rotores, que en vertical permiten despegar y aterrizar como un helicóptero, pero que en horizontal actúan como los de un avión convencional.

Los programas en Estados Unidos
El Departamento de Defensa de Estados Unidos lleva años estudiando los posibles sustitutos para los helicópteros con que cuenta. Entre las cuatro ramas de sus fuerzas armadas (Army, Air Force, Navy y Marines) tiene más de dos docenas de helicópteros o convertiplanos diferentes para transporte, exploración o ataque. El US Army posee aproximadamente 4.000 unidades, entre el UH-60 Black Hawk de transporte y el AH-64 Apache de ataque, cada uno con versiones diferentes. Pero su envejecimiento y la imposibilidad de seguir modernizándolos permanentemente han motivado al Pentágono a buscar un sustituto para dentro de diez años. 

El objetivo es contar con cuatro diseños básicos, que compartirían gran número de semejanzas o estarían basados en una única concepción. Se trata del programa Future Vertical Lift (FVL), que más que un programa concreto es un conjunto de estudios y proyectos destinado a crear nuevas plataformas de despegue y aterrizaje vertical. La fase de adquisición del programa comenzará en 2019 y se contempla la compra de aeronaves por un importe de hasta 100.000 millones de dólares, que deberán entrar en servicio a partir de 2025, reemplazando al Black Hawk y al Apache en misiones de transporte y ataque, respectivamente. Sin embargo, no parece el mejor momento para un plan tan ambicioso, debido a los recortes presupuestarios.

Los objetivos principales son aumentar la velocidad, el alcance, la eficiencia energética, la capacidad de transporte de personas o carga y de ascenso vertical o una menor firma logística. La eficiencia a alta velocidad significa usar estructuras optimizadas en términos de aerodinámica, pero aparecen vibraciones, otro de los problemas sufridos por los helicópteros, por lo que se estudiarán métodos para reducirlas. Se quieren recortar las líneas de suministros de repuestos y mantenimiento, para bajar los costes operativos. Sin embargo, la introducción de diseños no convencionales podría suponer riesgos tecnológicos y aumento de costes. Como fase previa del programa FVL, tenemos el Joint Multi-Rol Technology Demonstrator (JMR-TD). 

Se trata de una iniciativa compleja que aún no se sabe en cuantos programas o aeronaves se va a materializar. Podrían ser cuatro aparatos distintos para cada uno de los servicios o concretarse en diferentes tecnologías o sistemas aplicables a los helicópteros actualmente en servicio o en aeronaves específicas para cada necesidad. Por ahora se ha separado el trabajo entre dos partes, centradas en el diseño de aeronaves y los sistemas de misión, que serán comunes e intercambiables y que también podrán ser instalados a los helicópteros actuales. La experiencia de los Marines con su programa UH-1Y/AH-1Z demuestra que un helicóptero de transporte y uno de ataque pueden compartir gran número de componentes. Hasta ahora se conocen al menos tres aeronaves dentro del programa JMR, habiéndose publicado en 2011 algunos de los requisitos y características precisas de cada uno. 


El JMR-Medium sería una aeronave utilitaria y de ataque de alta velocidad, capaz de insertar un pelotón a una distancia de 424 km. o lanzar un ataque en profundidad contra una columna de carros tras las líneas enemigas. Su velocidad de crucero alcanzaría 230 nudos, el techo de servicio 6.000 pies y operaría con elevadas temperaturas. Debe ser capaz de transportar la carga del helicóptero al que sustituye (UH-60) siendo su fecha de entrada en servicio entre 2027 y 2028. El JMR-Light será el helicóptero de reconocimiento que deberá entrar en servicio en 2030 en el lugar del OH-58, pudiendo llevar 2.500 kg., igual que este. Por último, el JMR-Heavy será el sustituto del Boeing CH-47 Chinook y entraría en servicio en 2035. El programa JMR se divide a su vez en dos fases. En la primera los cuatro candidatos se centran en la versión utilitaria (JMR-Medium) y se espera que después de julio se elija a uno o dos. 

Los cuatro participantes enviaron en junio sus propuestas al US Army para su evaluación durante el tercer trimestre de este año. Se fabricarán dos demostradores para las pruebas que tendrán lugar el último trimestre de 2017, para lo que recibirán 200 millones de dólares. En esta fase se han establecido requerimientos, como volar a 230 nudos, nada menos que 170 más que el límite actual de los helicópteros. Sin embargo, el programa avanza lentamente y en 2017 habrá demostradores que no llevarán motores ni sistemas de misión o comunicaciones definitivos. La Fase 2 comenzará en 2017 y se centrará en el desarrollo de los sistemas de misión comunes para las versiones utilitaria y de ataque y se decidirá si se elige un diseño común para las dos o uno para cada una. No es necesario que los prototipos sean a tamaño real, ya que se centrarán en la tecnología. Sin embargo, en junio se contemplaba la posibilidad de demorar la fase de fabricación de los aparatos resultantes del JMR. 

Entre los cuatro candidatos seleccionados en la Fase 1 encontramos dos que apuestan por la tecnología de los convertiplanos (el V-280 Valor de Bell y el TR36-TD de Karem Aircraft) y otros dos basados en el helicóptero compuesto (el S-97 Skyrider de Sikorsky-Boeing y el JMR-AT/UT de AVX). El desarrollo de AVX es un diseño sin timón de cola, con una superficie de vuelo frontal mínima y dos propulsores del tipo ducted a cada lado del fuselaje. El V-280 Valor se basa en la experiencia acumulada con el V-22 Osprey, aunque los motores no basculan y la potencia es transmitida a los rotores mediante transmisiones. El de Karem Aircraft está basado en su tecnología Optimun Speed Rotor (OSD), según la cual los dos rotores con que cuenta este convertiplano varían su velocidad dependiendo de las necesidades de la aeronave en cada momento. Por último, el S-97 Skyrider es un helicóptero compuesto con rotores coaxiales y uno propulsor posterior, que será el primero en el que nos detengamos, por ser el que a priori parece tener más opciones de llevarse el gato al agua, dado que está más avanzado.

Según las últimas noticias, el US Army debía realizar la elección entre los competidores a finales de julio o comienzos de agosto. El elegido recibirá una cantidad de fondos que aún está por determinar. El Ejército querría financiar los cuatro demostradores, pero asume que no tiene fondos para ello, por lo que los fabricantes han sugerido que podrían al menos pagar un diseño de cada tecnología (un helicóptero compuesto y un convertiplano). Sin embargo, esta decisión podría favorecer a dos candidatos que son fabricantes (Bell y Sikorsky-Boeing), mientras que los otros dos son centros de diseño, sin capacidad productiva (AVX y Karem Aircraft). El 1 de julio tuvo lugar un panel de estudio sobre el programa JMR-TD/FVL en el Centro para la Estrategia y los Estudios Internacionales (CSIS) en Washington. En él, Dan Bailey, director del programa en el Centro de Investigación, Desarrollo e Ingeniería de Aviación y Misiles del Army (AMRDEC) dio unas claves sobre su evolución.

En primer lugar mencionó un requerimiento poco conocido, y es que las aeronaves del programa FVL deberán ser capaces de desplegarse por sus propios medios, haciendo la ruta de 2.100 millas náuticas que une California y Hawái. Esto significa que deben llegar por sus propios medios (con depósitos auxiliares) sin ser embarcados en aviones de transporte pesados ni buques. Esta demanda habla a las claras de la importancia que cobra la zona de Asia-Pacífico para los planificadores estadounidenses. Otra característica es que deberán poder operar como vehículos aéreos no tripulados de forma autónoma o semiautónoma, algo que ya ofrecen fabricantes como Kaman, Boeing o Sikorsky en versiones de sus K-Max, AH-6 o UH-60, respectivamente. Confirmó que la decisión sobre los candidatos se tomaría a finales de julio o principios de agosto, determinando que la correspondiente a materiales se hará a finales de 2016, el análisis de diseños alternativos se realizará en 2017 y los vuelos de prueba tendrán lugar a finales de ese año.

El S-97 “Skyrider”

En 2010 Sikorsky lanzó el desarrollo de un prototipo de helicóptero táctico, denominado S-97 Raider. Es compuesto, con rotor propulsor trasero derivado del prototipo X2, que consiguió alcanzar los 250 nudos (287 km/h.) en 2010. En marzo de ese año lo presentó al programa de helicóptero de reconocimiento armado Armed Aerial Scout (AAS), del que nos ocupamos en un artículo (FDS435-436), y en octubre de ese año, en el evento AUSA, Sikorsky mostró una maqueta a escala real. Consiste en una combinación de tecnologías de vanguardia, ya que emplea un fuselaje de una pieza hecho en materiales compuestos, sistema de mando fly-by-wire (desarrollado para el RAH-66 Comanche) y sistemas activos de reducción de la vibración. La configuración es de cabina con dos asientos lado a lado y puestos de mando idénticos y un compartimento para acomodar hasta seis soldados, aunque la versión para el programa AAS estaba optimizada para portar armamento y más combustible. Sus prestaciones son una velocidad de crucero de 405 km/h., máxima de 440 y un techo de servicio de 3.000 m. 

Además de mayor velocidad, la configuración de rotor compuesto aporta mayor maniobrabilidad y autonomía y permite reducir el radio de giro, además de ofrecer una menor firma acústica. Una característica particular es que el propulsor de cola puede ser empleado para frenar el aparato, al generar empuje en sentido contrario al de la marcha, lo que lo hará más maniobrable. Bajo el morro se aprecia un carenado para el sistema de adquisición de objetivos, que aún no ha sido instalado. Su peso (10.000 libras) hace que esté a medias entre los JMR-Light y JMR-Medium. El Raider tiene un coste estimado de 15 millones de dólares por aparato (era uno de los requisitos del programa), pero en 2013 el US Army congeló el AAS y desde entonces Sikorsky lo ha ofrecido también como aeronave civil, por ejemplo para vuelos a plataformas offshore. El Mando de Operaciones Especiales de Estados Unidos (USSOCOM) expresó pronto interés en el Raider como sustituto de los MH-6 Litte Bird y, dada la edad de estas aeronaves, quizás sea el primer cliente del aparato. 

Podría reemplazar a los aproximadamente 50 helicópteros que emplea el 160th SOAR, hueco que iba a cubrir el cancelado ARH-70 Arapaho de Bell. Sikorsky lo está desarrollando con fondos propios y ha creado un grupo de 50 socios industriales, de los que 38 han invertido dinero. Además, se comprometió a construirlo independientemente de lo que sucediera con el programa AAS. Boeing y Sikorsky Aircraft (fabricantes de la mayoría de helicópteros que emplean actualmente Estados Unidos) anunciaron en enero del año pasado la formación de un equipo para participar en la Fase 1 del programa JMR TD con el denominado SB-1, derivado del S-97 Raider. La alianza fue bautizada en octubre del año pasado durante el evento AUSA como Team Defiant y en ella Sikorsky se encargará de la Fase 1, centrada en la aeronave, y Boeing de la 2, de los sistemas de misión.

El equipo está construyendo dos unidades del S-97, una para pruebas de vuelo y la otra como demostrador. El montaje del primero se inició en octubre de 2012 y la fase final comenzó en septiembre del año pasado, después de que Aurora Flight Sciences entregara la pieza de materiales compuestos que forma el fuselaje completo, desde cabina a cono de cola. Durante una visita a las instalaciones de la empresa en Florida en mayo, coincidiendo con la presentación del CH-53K, los medios vieron el primer prototipo, al que le faltaban por instalar el motor General Electric CT7 y la transmisión. Entonces se anunció que el primer vuelo estaba previsto para el 1 de diciembre de 2014, aunque comunicados más recientes hablan ya de 2015. El 28 de ese mes se presentó a la prensa con el cableado y los sistemas eléctricos instalados y funcionando.

Viendo las imágenes del S-97 Raider, el autor no puede más que recordar a los helicópteros stealth que participaron en la misión contra Osama Bin Laden y de cuya existencia supimos por el accidente de uno de ellos. Sus características fueron descritas en los artículos El misterioso helicóptero de Abbottabad (1ª y 2ª parte), correspondientes a los números FDS400 y FDS401. Los restos del aparato siniestrado dejaban ver algunas características que ahora encontramos en el Raider, por ejemplo el diseño de la cabina, el tren de aterrizaje retráctil o la baja firma sonora. Aunque se trata de modelos diferentes, baste citar que el Black Hawk en que estaría basada esa aeronave avanzada es fabricado por Sikorsky, igual que el Raider, por lo que es posible pensar que el diseño de este último habría aprovechado lo experimentado con el helicóptero secreto del 160th SOAR.


En la segunda parte de este trabajo analizaremos los tres candidatos restantes del programa JMR TD/FVL, así como los diseños que ha seleccionado la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (DARPA) para el programa VTOL X-Plane, cuyas expectativas superan lo descrito en esta primera. También relataremos otras concepciones avanzadas, como la ARES de Lockheed Martin, derivada del programa Transformer o TX, también de DARPA, o el helicóptero híbrido X3 de la empresa europea Airbus Helicopters.

Un motor para el futuro
Un programa paralelo del US Army es el denominado Advanced Concept Engine (ACE) o Advanced Affordable Turbine Engine (AATE), según el cual se evalúan las opciones para desarrollar un nuevo motor de altas prestaciones, que pueda instalarse tanto en los helicópteros actuales como en los surgidos del programa FVL. Reemplazaría principalmente a los propulsores de 2.000 CV de potencia al eje, como la familia T700 de GE, empleada en los UH-60 o AH-64, pero con un 50 por ciento más de potencia. 

Entre los requisitos se incluye un sistema de bombeo de aceite que puede funcionar en horizontal y vertical, por lo que podrá ser empleado en otros diseños, como convertiplanos. El programa ACE no sigue el mismo calendario que el FVL, sino que estará listo para cuando estos comiencen a ser empleados, en torno a 2035. Participan las empresas GE Aviation y la joint venture Advanced Turbine Engine Company (ATEC), formada por Honeywell y Pratt & Whitney. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube        

Un portaaviones aéreo para lanzar y recolectar drones.

 
La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA) reportó que está en vías de creación de un portaaviones que permita distribuir y recolectar drones desde el aire. Esto dejaría que los drones tuvieran un rango de operaciones más amplio en donde generalmente se tienen que utilizar aeronaves tripuladas con los riesgos implícitos que esto concierne. Dan Patt de Darpa declaró lo siguiente en el comunicado de prensa correspondiente: Queremos encontrar maneras de hacer a las aeronaves pequeas más efectivas y una idea prometedoora es hacer que una aeronave grande que ya tengamos en existencia, con mínimas modificaciones, se convierta en un portaaviones en el cielo. 

Estamos cotejando conceptos innovadores de lanzamiento y recolección para nuevas aeronaves no tripuladas que pudieran acoplarse con avances recientes a bajo costo y tecnologías que colaboran con esta idea. Si bien es una idea que deleita nuestros sueños de ciencia ficción, el concepto que tiene en mente DARPA es crear aviones de gran tamaño que gracias a su estructura puedan transportar consigo los pequeños drones militares y así hacer más fácil la logística de lanzamiento y recuperación. DARPA realizó la solicitud de información respectiva para que diversos proveedores de la Unión Americana muestren sus propuestas para ayudar a realizar este concepto que ayudaría al Gobierno de los Estados Unidos en sus operaciones militares. (Jesús.R.G.)

Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube         

Cazadores submarinos: La clasificación de los principales 'asesinos.

Los submarinos de ataque son considerados una amenaza importante y la principal fuerza de ataque de las Marinas de guerras modernas, imprescindibles en guerras convencionales. Les presentamos una clasificación de los principales 'asesinos'. Un submarino multifuncional de propulsión nuclear está dotado de armas convencionales y se puede ser utilizado sin restricciones en las guerras locales, acabando con todos a su paso. 

La clasificación de la OTAN los define como 'fast attack submarine', o sea un rápido cazador submarino. En el calendario: el año 2014. En el mar: la cuarta generación de submarinos polivalentes. ¿Qué logros en esta área puede ostentar la Marina de cada país? El portal de armas ruso TopWar presenta los mejores sumergibles de este tipo de cuarta generación. 

Los proyectos 0885 Yasen y 08851 Yasen-M (Rusia) 

Disponible: 1; en construcción: 3; planes de construir 6-8 sumergibles para 2020. Desplazamiento (en emersión/en inmersión): 8 600/13 800 toneladas. Profundidad de inmersión (operativa/máxima): 520/600 metros. Tripulación: 90 personas. El mayor y más fuertemente armado de todos los submarinos de su clase. 10 tubos de torpedos (también capaces de disparar misiles) y 8 lanzadores de misiles en silos. Dispone nada menos que de 32 misiles de crucero en su arsenal. El Yasen es una simbiosis de dos buenas tradiciones de la Armada de Rusia: un portador de muchos torpedos y al mismo tiempo un crucero subacuático dotado de varios misiles antibuque, ideal para las operaciones en alta mar. 

Ventajas: Una amplia gama de profundidades operacionales; Muy potentes equipos de armas de ataque; Misiles Kalibr unificados para ataque a tierra y a buques de superficie. Misil antibuque de ojiva separable de velocidad supersónica y más de 2.000 kilómetros de alcance, considerado de los más temibles misiles antibuque del mundo. Alto nivel de automatización: un submarino tan grande requiere solo 90 tripulantes para su manejo. 

Desventajas: Yasen es criticado por su tamaño y alto nivel de ruido, que supera las características correspondientes de los mejores submarinos extranjeros. La mayor parte de las críticas se refiere al proyecto del submarino K-560 Severodvinsk. Los diseñadores aseguran que eliminarán parte de estas deficiencias en el proyecto actualizado Yasen-M. 

Virginia (EE.UU.) 

Disponibles: 11; en construcción: 7; planes para construir 32 submarinos para 2030. Desplazamiento en inmersión: 7.900 toneladas. Profundidad máxima de inmersión: secreta. Armamento: 4 tubos de torpedos de 533 mm (27 unidades en arsenal), 12 silos para misiles de crucero Tomahawk. 'Democratizador' de Estados Unidos pensado para la ejecución de misiones cerca de las costas enemigas: vigilancia encubierta, reconocimiento, operaciones de sabotaje (para lo cual tiene a bordo un comando de Navy Seals) y ataques a la superficie con misiles de precisión. 

Ventajas: Alta flexibilidad táctica; Diseño modular y alto potencial de modernización; Vehículos submarinos no tripulados AN/BLQ-11 para reconocimiento y desminado; Nuevos reactores de tipo S9G con circulación natural del refrigerante (a menor número de bombas, menos ruido). 

Desventajas: Alto costo (cerca de 2.500 millones la unidad). Vida útil del reactor desconocida, el valor calculado de 33 años se consigue solamente cuando se trata de un funcionamiento 'cauteloso' y un número limitado de salidas del sumergible al mar. 

Astute (Reino Unido) 

Disponibles: 2; en construcción: 4; planes para construir 7 submarinos para 2024. Desplazamiento (en emersión/en inmersión): 7000/7400 toneladas. Profundidad de inmersión: secreta. Armamento: 6 tubos lanzatorpedos y 38 torpedos y misiles que se lanzan a través de tubos lanzatorpedos, incluidos misiles de crucero Tomahawk. Este asesino submarino británico presume de ser el más perfecto de los submarinos actualmente en construcción. Se ha informado de que es el más sigiloso sumergible de su clase. 39.000 elementos de un polímero especial en la superficie exterior de su casco sirven para absorber las ondas de sonares enemigos, creando la ilusión de que este monstruo de 97 metros de eslora es un delfín. 

Ventajas: Muy furtivo (según se declara); Impresionantes características del sonar 'Sonar 2076' fabricado por Thales. 

Desventajas: "El avanzado submarino nuclear HMS Astute, cuya construcción ha costado al Reino Unido 9.750 millones de libras esterlinas [15.260 millones de dólares] presenta fugas, se oxida y no se mueve lo suficientemente rápido para evadir la persecución. Las recientes pruebas han revelado problemas de ingeniería, debido a los cuales la nave es incapaz de desarrollar la velocidad máxima anunciada" ('The Guardian', 16 de noviembre de 2012). 

Barracuda (Francia) 
 
Operativos: 0, en construcción: 3; planes para construir 6 submarinos de este tipo hasta 2027. Desplazamiento (en emersión/en inmersión): 4800/5300 toneladas. Profundidad de inmersión (operacional/máxima): 350/400 metros. Armamento: 4 tubos lanzatorpedos y 20 unidades de torpedos y misiles. 

Ventajas: Tamaño pequeño, lo cual hace que el sumergible sea más sigiloso. Es difícil de ser localizado por detectores magnéticos; Sistemas de defensa antiaérea: por primera vez en la historia de la flota submarina de propulsión nuclear un sumergible tiene la posibilidad de derribar aviones antisubmarinos enemigos estando sumergido. 

Desventajas: Reducidas capacidades energéticas debido al pequeño tamaño de la nave. Su velocidad bajo el agua no será superior a 23-25 nudos, pero, lo más importante, la posibilidad de sus equipos de detección también será limitada en comparación con submarinos de propulsión nuclear mayores de otras Armadas. Relativamente flojo armamento y pequeño 'stock' de municiones. 

Seawolf (EE.UU.) 

En las filas: 3. El programa de construcción de una serie de 29 submarinos esta cancelado. Desplazamiento (en emersión/en inmersión): 7500/9100 toneladas. Profundidad de inmersión (operacional): 580 metros. La tripulación: 126 personas, incluidos 15 oficiales. Armamento: 8 tubos lanzatorpedos y gran arsenal de misiles de crucero Tomahawk, torpedos y minas. La velocidad máxima (35 nudos) en inmersión llega a 25. 

Presenta una eslora muy ancha, lo que permiten disponer de medidas sin precedentes de aislamiento acústico y protección contra impactos. La cobertura de su cuerpo a prueba de sonido es una íntegra masa de polímero (a diferencia de la mayor parte de otros submarinos, que están revestidos de miles de pequeñas placas). El nivel de ruido anunciado de Seawolf es 10 veces menor que el de los sumergibles de esta clase de la generación anterior. 

Ventajas: Seawolf es el submarino más avanzado de su clase por el conjunto de sus características. 

Desventajas: Su costo: ya en la etapa de construcción (mediados de la década de los 90) este submarino costaba casi 3.000 millones de dólares, 4 veces más caro que los sumergibles clase Los Angeles actualizados. De los 29 submarinos programados han entrado en funcionamiento solo dos. El tercero, Carter, fue diseñado y se usa desde 2003 como submarino para operaciones especiales (es decir, sus capacidades de 'cazador' son limitadas). (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube         

Las 'cartas ganadoras' rusas contra el sistema antimisiles de EE.UU..

 
A la luz de las tensiones entre EE.UU. y Rusia, el despliegue del sistema antimisiles a lo largo de las fronteras rusas (en flagrante violación del acuerdo que limita la defensa antimisiles de dos países) despierta una preocupación en Moscú. El 7 de noviembre de 2014 Estados Unidos probó con éxito un sistema de defensa antimisiles Aegis en tierra. El sistema será instalado en Rumania en el 2015. 

Durante las pruebas se lograron eliminar las 3 amenazas: un misil balístico de corto alcance y 2 misiles de crucero a baja altura. Leonid Nersesián, analista militar del portal de noticias ruso 'Regnum', considera en detalle las posibles formas de respuesta de las Fuerzas Armadas rusas a la unilateral retirada de Estados Unidos del tratado sobre la limitación de la defensa antimisiles y el despliegue de estos sistemas directamente en las fronteras del país: 

Respuestas planificadas e implementadas 

1. Despliegue de sistemas de misiles tácticos Iskander-M en Kaliningrado Estos misiles, sobre todo si están dotados de ojivas nucleares tácticas, neutralizarán a los sistemas antimisiles que serán desplegados en el 2018 en Polonia. Y si se utiliza el nuevo misil de crucero R-500, con un alcance estimado de aproximadamente 2.000 kilómetros, en la mira de estos sistemas estará casi toda Europa. Con el fin de ejercer una mayor presión sobre los países europeos que alberguen sistemas antimisiles estadounidenses, no se descarta la dotación de los Iskander con ojivas nucleares tácticas. 


2. Creación de un sistema más moderno de misiles balísticos intercontinentales Este proceso está en plena marcha: las tropas estratégicas están siendo dotadas activamente con los nuevos misiles Topol-M y Yars, está vez cargados con tres cabezas en lugar de una. Estos misiles balísticos intercontinentales móviles están equipados con distintos mecanismos para romper la defensa antimisiles: por ejemplo, ganando rápidamente velocidad y altura en la parte inicial de su trayectoria, cuando son más vulnerables a los sistemas antimisiles enemigos. En la etapa final de la trayectoria las ojivas que se separen del portador realizan maniobras y desviaciones aleatorias. Además se desarrolla el nuevo misil pesado propulsado por propelente líquido, el llamado 'Sarmat', que en el 2018 comenzará a reemplazar a su temible predecesor: el R-36M, apodado 'Satanás' por la OTAN. 


3. Desarrollo de misiles de mediano alcance Sin embargo, es de suponer que el nuevo misil balístico intercontinental Rubezh, siendo en realidad una modificación del Yars, es capaz de actuar como un misil de alcance medio (hasta 5.500 kilómetros), así como intervenir como un sistema intercontinental, hecho que ofrece la posibilidad de apuntarlo contra cualquier base estadounidense en Europa. Por su parte, el misil R-500 del sistema Iskander, una vez equipado con una ojiva nuclear, también puede desempeñar la función de un misil de mediano alcance. 

Posibilidad de una 'respuesta supersevera' 
1. La adopción de la versión 'orbital' del misil Sarmat La modificación orbital de este temible misil difiere de su hermano 'convencional' por el hecho de que sus ojivas pueden ser colocadas en órbitas bajas de la Tierra y se convierten temporalmente en sus satélites. De este modo, sus ojivas pueden acercarse a su objetivo desde absolutamente cualquier dirección desde la órbita, al realizar un giro alrededor de la Tierra. El alcance de estos misiles no es limitado, a diferencia de cohetes lanzados desde Tierra. En consecuencia, los silos de lanzamiento pueden ser instalados en cualquier parte del enorme territorio ruso, fuera del alcance de los sistemas antimisiles estadounidenses (por ejemplo, lejos de mares y de la frontera con Europa). La posibilidad de que los misiles del potencial adversario se acerquen a sus objetivos desde cualquier dirección hará a los Estados Unidos desplegar un número mucho mayor de elementos de la defensa antimisiles en todo el país, que tendrá costes enormes. 


 2. Despliegue de satélites con ojivas nucleares Técnicamente, esta tarea no debería causar dificultades y va a ser muy eficaz, ya que excluye la intercepción de los misiles en la fase inicial de vuelo. Sin embargo, el despliegue de armas nucleares en el espacio está prohibido por el acuerdo pertinente. Para contrarrestar esta amenaza los Estados Unidos se verán obligados a invertir enormes sumas en el desarrollo de 'satélites-asesinos' (vale la pena señalar que proyectos similares se desarrollaron con anterioridad, tanto en EE.UU. como en la URSS). Y por último, la historia demuestra que los intentos de llegar a un acuerdo con Estados Unidos 'por las buenas' casi nunca tuvieron un resultado aceptable para la URSS y Rusia, en contraste con el lenguaje de la fuerza, sugiere el analista. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube        

Argentina protesta por un ejercicio militar británico en Malvinas en el que participó la fragata HMS Iron Duke de la Royal Navy.


El Gobierno argentino ha emitido un comunicado en el que manifiesta su protesta formal tras tener conocimiento de que la fragata HMS Iron Duke participó de un ejercicio militar en la Bahía y el Brazo de San Carlos, Islas Malvinas, que incluyó el disparo de 136 proyectiles, “lo que constituye una nueva provocación del Gobierno del Reino Unido mediante una pretendida demostración del poder de fuego del buque británico”. 

En el ejercicio, informa la cancillería argentina, intervino además una compañía de infantería británica que forma parte del despliegue militar permanente de ocupación ilegal del Reino Unido en las Islas Malvinas. La Cancillería convocó al funcionario a cargo de la Embajada de Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y le hizo entrega de una nota de protesta por los ejercicios militares. 

Según reza el comunicado del Gobierno argentino: 
“La República Argentina rechaza en los términos más contundentes la realización de estas maniobras navales y militares en territorio argentino ilegítimamente ocupado por el Reino Unido, que constituyen una injustificada demostración de fuerza y un deliberado apartamiento de los llamamientos de las numerosas resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales, que instan tanto a la Argentina como al Reino Unido a reanudar las negociaciones, a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía que involucra a ambos países en la Cuestión de las Islas Malvinas. 

La persistencia del Reino Unido en la realización de ejercicios militares en el Atlántico Sur, declarado zona de paz por los Estados ribereños de esta región atlántica, que han, asimismo, prohibido la introducción de armas nucleares, constituye una nueva demostración de una política sistemática de total apartamiento de las resoluciones de las Naciones Unidas. En particular de desconocimiento de la Resolución 31/49 de la Asamblea General, que llama a ambas partes a abstenerse de introducir modificaciones unilaterales en la situación mientras está pendiente el proceso negociador por ella recomendado, y se opone al principio de solución pacífica de las controversias sustentado de forma unánime por los países de la región, en especial aquellos representados en UNASUR y en el PARLASUR. 

En la Sesión especial sobre la Cuestión de las Islas Malvinas celebrada el 10 de noviembre pasado, el Parlamento del MERCOSUR rechazó una vez más la presencia militar británica en el Atlántico Sur, ya que consideró que ésta resultaba contraria a la política de la región de apego a la búsqueda de una solución pacífica de la disputa de soberanía. De esta manera esta declaración del PARLASUR se suma a las manifestaciones de preocupación ante el despliegue militar británico formuladas por la región toda, así como por la Cumbre Iberoamericana, la Cumbre de Países Sudamericanos y Países Árabes (ASPA) y la Reunión Ministerial de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur”. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube         

Airbus admite retrasos en la entrega de los A400M pero no espera cancelaciones.


El fabricante europeo Airbus presentó ayer resultados trimestrales, que saldó con un beneficio neto de 1.400 millones de euros, un 16 por ciento más, en los primeros nueve meses del año. A falta del cierre del último trimestre, la compañía aeronáutica advirtió de nuevos riesgos en el programa del avión de transporte militar que se ensambla en Sevilla, el A400M, del que admite retrasos sobre el calendario de entregas a los países que responden a demoras y tensiones en la cadena de suministro del avión, lo que ha provocado que este año se hayan entregado cuatro aeronaves tres a Francia y una a Turquía, aunque la próxima semana el Reino Unido recibirá su primera unidad y haya previsión de entregar otros dos aparatos, el primero alemán y otro turco.

Según precisaron ayer fuentes del constructor aeronáutico, hay que enmarcar estas dificultades en la complejidad del programa de un avión totalmente nuevo, puesto que se están registrando demoras en la incorporación de algunas capacidades militares «que los países quieren para ya» pero que aún no están instaladas en el avión, que tiene una configuración básica, y aludió también a los distintos ritmos que se siguen «en algunas zonas, donde vamos más adelantados mientras que en otras estamos más retrasados», sin concretar más. La comunicación de resultados de la compañía advierte, además, de la entrada en vigor desde el pasado día 1 de noviembre de una cláusula recogida en el contrato que firmó el fabricante con los siete países clientes mediante la cual se permite ejercer el derecho de cancelación contractual, si bien desde la compañía no se aclaró qué condiciones o requisitos deben darse para que un país anule alguno de sus encargos. 

Por contra, Airbus Defence & Space consideró altamente improbable que se lleve a cabo ese derecho de cancelación, que no ven como un factor de riesgo. Desde la compañía, se insistió en que se está mejorando la cadencia de producción aunque difícilmente se alcanzarán los once aviones cuya entrega estaba prevista para este año y que «la secuencia de las mejoras progresivas y de las entregas se encuentra en fase de negociación con los clientes». El consiguiente impacto sobre los costes si se demoran las entregas, también lo hacen los ingresos vinculados a ese hito, se está evaluando y la compañía informó a sus accionistas que los recogerá en las cuentas del ejercicio 2014. Así pues, «la evolución negativa de los costes y los riesgos, motivada sobre todo por la funcionalidad de tipo militar, retrasos en la aceptación del avión y aumento de la cadencia de producción, junto con las correspondientes acciones de mitigación, están siendo objeto de evaluación», agregó. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube          

El Pentágono estima en $10.000 millones la reforma de las fuerzas nucleares de EEUU..

El precio de la reforma de las fuerzas estratégicas nucleares de EEUU podría alcanzar los diez mil millones de dólares, declaró este viernes el jefe del Pentágono, Chuck Hagel. "Las investigaciones han revelado que existen problemas sistémicos que amenazan la seguridad y eficiencia de las fuerzas de disuasión nuclear", agregó Hagel. Dos comisiones, una interna del Pentágono y otra independiente, visitaron desde principios de año todas las bases de las fuerzas nucleares estratégicas de EEUU. La encuesta de cerca de mil quinientos militares dejó al descubierto toda una serie de problemas sistémicos. Al principio, el alto mando militar estaba preocupado por el fraude masivo que hacían los militares en los exámenes de ascenso de jerarquía. Pero después se revelaron otros problemas, como la negligencia.

Por ejemplo, los medios de comunicación informaron que el personal encargado del lanzamiento de misiles no cerraba algunas puertas blindadas, inutilizando su protección en situaciones de contingencia. También salió a la luz el caso de una división que no tenía una llave especial para montar los misiles, y se la tuvieron que enviar mediante una compañía de paquetería. Según Hagel, los 10.000 millones de dólares representarán un incremento del 10% en los gastos de las fuerzas nucleares a lo largo de cinco años. Las reformas estarán dirigidas a mejorar la eficiencia de los mandos, la moral de las divisiones y la infraestructura. De lo contrario, continúa Hagel, las fuerzas nucleares "poco a poco se vendrán abajo" en lo que respecta a su calidad y combatividad. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube         

India pidió a Rusia explicación sobre los misiles chinos CX-1.



Rusia ha rechazado la pretensión de la India de que la tecnología del BrahMos a sido transferida al misil supersónico KR de China. En la exposición en Zhuhai apareció el CX-1 cohete, desarrollado por CASC (China Ciencia y Tecnología Aeroespacial Corporation), es muy similar al misil "Brahmos" del desarrollo conjunto indo-ruso y P-800 "Onyx" ("Yakhont") de la empresa Rusia NPOM. El representante de NPOM declaró que el sospechoso ertá absolutamente sin fundamento. "De hecho, el cohete X-1 es muy similar al "Brahmos" o "Onyx", con características similares a nuestros productos, tales como la velocidad y el rango, pero estas declaraciones no son suficientes para sospechar de que nosotros hemos puesto en venta la tecnología", dijo. 

Después de estudiar las fotos del CX-1, la fuente militar india dijo que el misil Brahmos "tiene una sección media más pequeña (diámetro) que su contraparte china, la toma de aire es bastante diferente, también es claro de que el CX-1 tiene un motor diferente." También dijo que el misil supersónico ASM ruso "Mosquito" equipado en los destructores. Con una autonomía de 120 kilómetros. Probablemente, el CX-1 fue desarrollado con la tecnología del "Mosquito", sugirió una fuente india. (Jesús.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube         

Estados Unidos espera a los bombarderos rusos sobre el Golfo de México.



Si los bombarderos de la aviación de largo alcance rusos aparecen sobre el Golfo de México, este evento será considerado como muy importante porque nunca lo hizo después de la Guerra Fría. El miércoles, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, dijo que los bombarderos de largo alcance continúan volando a lo largo de las fronteras de Rusia y sobre el Océano Ártico, y ha añadido que "en la situación actual, debemos mantener nuestra presencia militar en el oeste de los Océanos Atlántico y Pacífico del este, así como en el Caribe y el Golfo de México"

Durante la Guerra Fría, la Unión Soviética envió el avión de reconocimiento y aviones antisubmarinos hasta el Golfo de México, pero no apareció nunca bombarderos soviéticos en la zona. En 2008 y 2013, los bombarderos rusos volaron a Nicaragua y Venezuela, pero se trataba de acciones de una sola vez en apoyo de los regímenes políticos en estos países. Si Shoigu dijo que las patrullas de bombarderos es real, también es muy importante para Rusia crear la infraestructura logística necesaria para llevar a cabo tales operaciones implican principalmente aviones cisterna. Militarmente los bombarderos de patrulla sobre el Golfo de México tiene mucho sentido así lo entienden los líderes militares soviéticos. Estados Unidos puede detectar los bombarderos a gran distancia desde el espacio aéreo de Groenlandia e Islandia, y no perder de vista el vuelo a través del Atlántico. 

Por esta razón, los EE.UU. no tiene en estas áreas un sistema de defensa fuerte. El verdadero peligro es el que plantea los ataques de los bombarderos estratégicos rusos sobre el Polo Norte, que puede funcionar tan pronto como los misiles de crucero llegan a la zona de lanzamiento. Sin embargo, incluso en este caso el radar comercial puede detectarlos (su trabajo se intensificó después del 9/11). Tras el final de la Guerra Fría, la Unión Soviética dejó de enviar bombarderos a larga distancia. Bombarderos rusos volaron incluso a 50 millas de California (fuera de la zona de exclusión de 12 millas). Por lo general, los bombarderos volaban a 200 millas de la costa de los Estados Unidos. (Jesús.R.G.)


Traducción y edición: Jesús Ríos

Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube         

Fuerza Aérea de Indonesia para comprar. "Gripen" y otros dos.


De acuerdo a la noticia difundida por Agencia de Noticias Xinhua, una licitación de la Fuerza Aérea de Indonesia ha seleccionado a tres candidatos para reemplazar a sus cazas combate F-5E / F Tiger II ( de vida 30 años. La lista incluía el avión de combate de Rusia SU-35, el sueco Saab JAS-39 Gripen y el estadounidense Lockheed Martin F-16 Bloque 52+.

Actualmente, la Fuerza Aérea de Indonesia cuenta con 16 F-5 luchadores E / F Tiger II (£ 12 individuales y cuatro dobles F), suministrados por Northrop en la década de 1980. El "Gripen" sueco está considerado como el más probable ganador de la licitación. El avión, con la excepción de Suecia de la Fuerza Aérea, está al servicio de la aviación militar de República Checa, Hungría, Sudáfrica, Tailandia, las últimas versiones de E / F se pondrán para la Fuerza Aérea Brasileña. Los principales requisitos de Indonesia son la transferencia de tecnología y el montaje de los aviones de la compañía aérea local. El crecimiento económico sostenido de Indonesia es desde 2010, con un crecimiento del gasto militar, el país adoptó la doctrina de la "mínima fuerza necesaria." (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.militaryparitet.com/

Traducción y edición: Jesús Ríos

Puedes seguirme a traves de mis paginas oficiales Twitter, Facebook y Youtube