miércoles, 14 de septiembre de 2011

Tambores de guerra en Turquía.


En las próximas semanas, Turquía despachará tres fragatas Yavuz al Mediterráneo Oriental para proteger a barcos civiles que puedan ser hostigadas por la marina israelí, en concreto aquellos que transporten ayuda humanitaria a Gaza, según ha publicado del diario «Sabah», de tendencia islamista moderada.

De acuerdo con este diario, las órdenes recibidas por la marina turca son que, si los navíos encuentran un barco militar israelí fuera de las 12 millas náuticas de las aguas territoriales de Israel, avanzarán hasta situarse a menos de 100 metros de él y «desarmarán su sistema de armamento». A nadie se le escapa que la ambigüedad de estas palabras probablemente implicará el uso de la fuerza u otras medidas coercitivas, lo que abre la posibilidad de que este tipo de encuentros navales desaten un enfrentamiento bélico en el Mediterráneo.

La ambigüedad en las palabras probablemente implicará el uso de la fuerza u otras medidas coercitivas«Ahora, sin ninguna duda, el deber primario de los barcos de la armada turca es proteger a los barcos de su propio país. Ese es el primer paso. Y tenemos ayuda humanitaria y queremos llevarla [a Gaza]», dijo este fin de semana el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogán, en una entrevista con Al Jazeera.

«Esta ayuda no volverá a ser atacada, como en el caso del Mavi Marmara», aseguró, en referencia al buque insignia de la primera flotilla que intentaba romper el bloqueo naval a Gaza. Su abordaje por comandos israelíes se saldó con la muerte de nueve civiles turcos hace un año, lo que ha provocado el colapso de las relaciones entre Turquía e Israel.
Enfrentamiento grave

Este asalto «es un motivo de guerra, pero decidimos actuar acorde con la grandeza de Turquía y mostrar paciencia», ha dicho Erdogán, que asegura que desde ahora «veremos barcos de guerra turcos más a menudo en las aguas internacionales del Mediterráneo Oriental». Ello a pesar de que no existen, por ahora, planes de enviar un nuevo convoy marino a Gaza, según han indicado los portavoces de la IHH, la ONG islamista que fletó el Mavi Marmara.

Las autoridades israelíes, por su parte, no ocultan su malestar al respecto. «No tenemos interés en seguir deteriorando las relaciones con Turquía, y tememos que esta actitud anime a algunos grupos terroristas. Por ello, pedimos al primer ministro Erdogán que cambie de actitud», declaró ayer el viceprimer ministro de Israel, Moshe Yaalon. «Al final, esta ola pasará. Nosotros vemos la realidad. Ellos ven la realidad. Somos los dos países más importantes para Occidente en la región. Estoy seguro de que superaremos esto», ha dicho por su parte el ministro de defensa, Ehud Barak.

«Pedimos al primer ministro Erdogán que cambie de actitud»El diario «Sabah» también da otro dato de la gravedad del enfrentamiento. Según ese periódico, la fuerza aérea turca pasará desde ahora a identificar los aviones israelíes de «amigos» a «enemigos potenciales». El ejército turco ha desarrollado un nuevo sistema de identificación para los sistemas de sus cazas F-16, de fabricación estadounidense, lo que les permitirá clasificar de forma independiente sus objetivos: hasta ahora, la tecnología norteamericana identificaba de forma automática a las aeronaves israelíes como «amigas», impidiendo a los aviones turcos disparar sobre ellas incluso de forma voluntaria.
Ofensiva terrestre

Erdogán, que realiza un viaje oficial por los países norteafricanos de la «primavera árabe» –ayer su llegada a El Cairo fue saludada por decenas de miles de entusiastas egipcios-, tenía prevista una visita a Gaza que parece definitivamente cancelada por ahora. Los motivos no se han hecho públicos, pero probablemente están relacionados con la reticencia de las autoridades egipcias a permitir el acceso a través del paso de Rafah, dado lo delicado del momento tras el asalto a la embajada israelí en El Cairo. El propio Erdogán, no obstante, asegura que visitará la Franja «tan pronto como sea posible».

Pero el frente mediterráneo no es el único escenario bélico al que podría enfrentarse Turquía en un futuro próximo. El repunte en el conflicto con la insurgencia kurda del PKK en el sureste, que en los últimos días ha matado a cinco soldados y secuestrado a otros tantos, otorga peso a los planes de lanzar una invasión terrestre en las montañas del norte de Irak, donde los guerrilleros kurdos tienen sus bases.

Erdogán visitará la Franja de Gaza «tan pronto como sea posible»Ayer, el viceprimer ministro Bulent Arinç aseguró que no existen planes inmediatos para una ofensiva terrestre en territorio iraquí. Pero hoy, el ministro del interior, Idris Naim Sahin, asegura lo contrario. «Las operaciones transfronterizas pueden ser por aire o por tierra, según lo que se decida en las conversaciones con Irak, pero podrían empezar en cualquier momento», ha declarado esta mañana.

El vicesecretario del Ministerio de Exteriores, Feridun Sinirlioglu, ha viajado este fin de semana a Irak para solicitar la cooperación tanto de Massud Barzani, el presidente de la Autoridad Regional del Kurdistán (la región autónoma kurda en el norte de Irak), como de Jalal Talabani, presidente de Irak y también kurdo. Si los contactos dan sus frutos, el ejército turco tendrá luz verde para lanzar una operación en el norte de Irak.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL APARTADO DE COMENTARIOS DE ESTE BLOG ESTÁ MODERADO. SI EL COMENTARIO CONTIENE INSULTOS HACIA UNA NACIÓN, PERSONA ETC... SERÁ BORRADO AL INSTANTE PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA EN EL MISMO, UN SALUDO Y GRACIAS POR COMENTAR.